Twitter

Twitter anunció la actualización de su cliente oficial, Twitter para Mac, para el sistema operativo de escritorio de Apple OS X, con lo que a ahora será la versión 2.2.

La nueva versión viene con una serie de nuevas características, incluyendo una interfaz de usuario ligeramente retocada, soporte para pantallas con resolución Retina, y la capacidad para que los usuarios puedan subir y compartir fotos con sus tweets. La aplicación también es compatible con catorce nuevos idiomas, incluido el ruso italiano, francés, alemán, holandés, chino simplificado y más.

Pero la buena noticia no se detiene allí: Parece que esto es algo más que un evento aislado. Uno de los desarrolladores de Twitter, Ben Sandofsky anunció -en un tweet, por supuesto- que ahora se trabaja en el cliente de OS X a tiempo completo, lo que indica que podría haber más mejoras y nuevas características en los próximos meses.

Twitter para Mac comenzó su vida como Tweetie for Mac, y fue creada por Loren Brichter. Tanto la versión para Mac de Tweetie iOS y fueron adquiridos por Twitter cuando contrató Brichter a principios de 2010,  pero luego se marchó de la compañía en 2011.

Esta última actualización se produce después de un largo período de silencio, durante el cual Twitter para Mac se debilitó, pasando por alto muchas de las características de su homólogo de iOS. Numerosos rumores han indicado que los trabajos sobre la aplicación de OS X se habían detenido, como consecuencia a la presión que Twitter para que sus usuarios utilizarán sus aplicaciones basadas en Web.

Twitter para Mac 2.2 requiere OS X 10.6 o posterior, pesa apenas 4.5MB y se puede descargar de forma gratuita directamente desde la Mac App Store.

-Marco Tabini, Macworld.com


La red social Twitter se ha propuesto fortalecer los mecanismos de seguridad que dan acceso a sus cuentas a través de un sistema de doble verificación de la identidad del usuario, un cambio en el que está trabajando actualmente, según informó la revista Wired.

La noticia, no confirmada oficialmente aún por Twitter, vio la luz esta semana justo después de que el perfil de la agencia de noticias estadounidense Associated Press cayera en manos de hackers y fuera utilizada para emitir tuiteos fraudulentos que causaron brevemente el pánico en Wall Street.

Los piratas informáticos publicaron que la Casa Blanca había sufrido dos explosiones y que el presidente Barack Obama estaba herido.

Durante los minutos que duró la incertidumbre, el índice Dow Jones perdió las ganancias del día, si bien se recuperó rápidamente una vez aclarado el incidente.

Entre las cuentas periodísticas de gran alcance pirateadas está también la de la BBC.

La respuesta de Twitter para reforzar la seguridad de su red social consistiría en requerir a los usuarios cada vez que accedan a la plataforma desde un punto de entrada no registrado que además de la habitual contraseña introduzcan un código que se genera de forma automática y se envía en forma de mensaje a un dispositivo asociado a esa cuenta, normalmente un teléfono.

A principios de febrero Twitter publicó una oferta de empleo para contratar a un ingeniero informático especialista en desarrollar este tipo de software.

El 1 de febrero Twitter reconoció que estaba siendo objeto de un número cada vez mayor de ataques informáticos a gran escala que habían dejado expuestos los datos de más de 250.000 usuarios.

EFE